Restricción geográfica
Warning:

Currently IN-EDIT TV contents are available to play in Spain only.
We are working to reach more countries soon. Sorry.

Cerrar
Tierra de Cierzo: Al este del Moncayo
Jorge Nebra
Spain, 2009 | 85'
SINOPSIS:

En el pop español todavía hay historias no contadas, batallas pasadas que no se han glosado, y también alguna derrota no recogida en los códices. Sin romantizar: que aún faltan cosas por entender y relatar, gaitas! De entre esas tierras medias que aún no cuentan con un capítulo en La Historia del Pop Español (uno como Dios manda, no un pie de foto, o una nota al pie) está Aragón.

 

Ese lugar al otro lado de todo. Ese sitio que parece que no exista hasta que empiezas a recordar, y entonces los nombres te golpean como cantos rodados. Y aquí están todos, reclamando lugar y memoria, incluso asegurando que “Aragón ha ido un paso adelante en todas las tendencias de la península” o “la música aragonesa era mejor que en cualquier otra ciudad española”. ¿Verdad o falsedad? Hay que ver Tierra del Cierzo para desvelar el misterio, pero dejando de lado el paso adelante, la verdad está en la historia.

 

La saga del rocanrol aragonés se cuenta en este filme de forma minuciosa, desde los 70’s hasta hoy, con sus héroes, caídos y malditos. Lo que vemos en la gran pantalla es una escena fértil y mutante que va de un extremo al otro: del garajeo apasionado de John Landis Fans al rollo épico-gótico de Niños del Brasil-Bunbury-Héroes del Silencio, de Tachenko a Amaral, de Las Novias a El Niño Gusano, de Telephunken (ex-Nothing) a Violadores del Verso. Vamos, para salir, sale incluso Labordeta (que era fan de Las Novias). ¿Y los bares? Son lugares que no se pueden menospreciar, y su papel en Aragón es fundamental, y aquí se loan todos, viejos y nuevos, de la sala Metro al BV80, del Mañana a El Sol. Porque bajo el cierzo también crecen flores; sólo hay que saber hacia dónde mirar. Es justo ahí, al otro lado.

PUNTUACIÓN
(7.6)
Cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.